La osteopatía se basa en la premisa de que algunas enfermedades son la consecuencia de la pérdida de la integridad estructural de nuestro organismo. Es decir, del desequilibrio del cuerpo. Lo que pretende un tratamiento de osteopatía es restablecer el equilibrio de todos los sistemas del cuerpo para que de esta manera funcione de forma óptima. Por eso, la osteopatía estructural ayuda a tratar dolencias como la ciática o la lumbalgia.

Por su parte, la lumbalgia es una de las dolencias más comunes de hoy en día. Es más, tres de cada cuatro personas adultas han sufrido dolor de espalda alguna vez durante su vida como consecuencia del envejecimiento, llevar una vida sedentaria o sobrepeso.

Definición Tratamiento Dolor Lumbar

El término lumbalgia se emplea para referirse a un dolor localizado en la parte baja de la espalda o zona lumbar. Este dolor puede llegar a ser muy fuerte e incluso crónico.

La parte baja de la espalda está compuesta por una estructura llena de elementos interconectados y superpuestos como músculos, tendones, articulaciones, raíces nerviosas y discos intervertebrales. Cuando estos elementos interconectados sufren cualquier irritación o problema, aparece la lumbalgia.

Causas lumbalgia

Hay muchas causas que pueden provocar dolor de espalda baja. La mayoría de los casos se originan a la hora de levantar pesos de manera inapropiada o un movimiento de torsión repentino realizado de una manera indebida.

Síntomas lumbalgia

Como ya hemos dicho, la lumbalgia es muy común, pero tanto sus síntomas como su gravedad pueden variar mucho. Cuando se trata de lumbalgia, puedes tener solo molestias leves e intermitentes o incluso acabar en urgencias.
La lumbalgia puede manifestarse mediante cualquier combinación de los siguientes síntomas:

  • Dolor en la pierna que pasa por la ingle, la nalga o la parte superior del muslo.
  • Área que te duele al palparla.
  • Dolor sordo.
  • Espasmos musculares.
  • Dificultad para moverse.

Tratamiento osteopático

En el tratamiento osteopático se trabaja sobre bloqueos o hipomovilidades articulares que provocan alteraciones en la movilidad en otros niveles vertebrales por compensación de la falta de movilidad en ese segmento, devolviendo el correcto funcionamiento biomecánico de la columna y/o la pelvis.

Como las lumbalgias también se asocian a las alteraciones de los tejidos blandos, con el tratamiento osteopático se trata también el trabajo muscular, ligamentoso y visceral, mejorando la movilidad articular, la elasticidad, el tono muscular y la circulación venosa y arterial de estas estructuras.

La osteopatía estructural es un tratamiento con una visión global del cuerpo que permite acabar con dolencias y malas posturas que perturban nuestra salud y nos pueden generar dolor en la zona lumbar.