¿Qué es la fascitis plantar?

La fascitis plantar es una inflamación del tejido conectivo que rodea la musculatura del pie.

Es una patología frecuente en deportistas como atletas, futbolistas… aunque también puede presentarse sin relación con la práctica deportiva.

Definición

La fascia plantar es tejido conectivo que se extiende desde el talón (calcáneo) hasta debajo de los dedos (metatarso) y forma el arco o bóveda plantar.

Este tejido forma una red que se extiende por todo el cuerpo y tiene la función de soporte, protección y dar forma al organismo.

La fascitis plantar, por tanto, es una inflamación del tejido que rodea la musculatura del pie, impidiendo un movimiento normal y generando así dolor.

Esta patología se puede manifestar en cualquier punto de la inserción fascial del pie, aunque es más frecuente en el calcáneo (talón del pie).

Síntomas de la fascitis plantar

  • Dolor intenso y punzante en el talón.
  • Aumento de la sensibilidad.
  • Tensión general en la planta del pie.

En fases iniciales, este dolor, suele ser más intenso al despertarse o después de estar mucho tiempo sentado. Además, suele aparecer de forma progresiva.

¿Cuáles son las causas de la fascitis plantar?

La causa principal de la fascitis plantar es producida por una alteración mecánica. Existe una relación directa entre la acción de los músculos del pie y el comportamiento de la fascia plantar.

La fascitis plantar siempre se produce por un déficit de movilidad, que repercute de forma directa a la bóveda plantar.

Hay factores que aumentan el riesgo de sufrir esta patología:

  • Sobrepeso.
  • Alteraciones biomecánicas.
  • Ejercicio físico de mucho impacto y presión sobre los talones.
  • Calzado inadecuado.
  • Lesiones a distancia.
  • Arquetipo plantar.

Diagnóstico y tratamiento osteopático

Para poder realizar un correcto diagnóstico osteopático será imprescindible entender el cuerpo humano desde su globalidad.

Una fascitis plantar produce una alteración directa en la movilidad del pie, pero también genera limitación en el movimiento de otras estructuras del cuerpo.

El movimiento del pie siempre va a producir una tracción sobre la fascia plantar, la cual deberá realizar un movimiento determinado de vital importancia para el funcionamiento del pie. Por tanto, cualquier alteración repercutirá en los arcos del pie.

Nuestro tratamiento osteopático es global y tiene como objetivo encontrar el origen del dolor para poder realizar el tratamiento más efectivo.

El sistema fascial es global y esta interconectado, por ello será imprescindible localizar el origen del dolor, y ver si la fascitis plantar es una lesión directa o una lesión secundaria a distancia.

Ejemplo

Hay una relación directa entre la fascia cervical media y la fascia plantar, si por ejemplo, la fascia plantar se estira provocará que la fascia cervical media se acorte, produciendo una flexión cervical o una disminución de la concavidad cervical.

Si la lesión en la fascia cervical media no es tratada podrá provocar la recidiva en la sintomatología de la fascitis plantar o a la inversa.

¿Tienes dudas o quieres pedir cita?

¡Contacta!

93 450 05 91

68 12 09 030

68 12 09 030

info@pedrocaparros.com

¿Podemos ayudarte?