El osteópata evalúa tus necesidades en un primer reconocimiento, tomando en cuenta tu historial clínico, y realizando una evaluación postural, palpación y un test de movilidad.

Una vez diagnosticadas tus necesidades, el osteópata realiza el tratamiento mediante suaves manipulaciones orientadas al alivio del dolor, restaurar funciones, promover una mejora de la salud del paciente, así como su bienestar.

Las técnicas empleadas en osteopatía son de lo más diversas. Las principales son: las estructurales, funcionales, sensoriales y las faciales. Todas ellas respetan los tejidos del cuerpo humano, sin sobrepasar los límites que las mismas estructuras del cuerpo nos ponen.

La osteopatía no supone un gran esfuerzo para el paciente, ya que éste durante la mayor parte de la sesión tiene un rol pasivo. Sólo debe colaborar con el osteópata controlando las respiraciones.

¿Cuáles son los beneficios de la osteopatía?

  • Alivia dolores musculares, así como en tendones, contracturas, ligamentos, articulaciones, huesos, desequilibrios posturales, etc..
  • Cubre también problemas digestivos como hernia de hiato, estreñimiento, colon irritable, ardor, etc.
  • Trata lesiones por esfuerzo repetitivo: muchos deportistas y musicos suelen experimentar lesiones por el sobreesfuerzo de los músculos o tendones.
  • Da muy buenos resultados para personas con artrosis en la columna vertebral: sobre todo en mayores de 50 años, manifestándose como rigidez, dolor o espasmo agudo ocasional.
  • Reduce la tensión crónica en músculos y ligamentos para mejorar la movilidad de la columna vertebral, la espalda y el cuello.

Pero uno de sus mayores beneficios sin duda (frente a otras terapias manuales) es el principio de “mínima intervención”. Es decir, la medicina osteópata no busca la intrusión directa en una dolencia para erradicarla, sino que busca el origen y analiza la evolución de ésta.

Cuando ya se tiene esta información, el osteópata puede paliar la dolencia eliminando la causa que la origina, usando técnicas no agresivas y fomentando la capacidad de autocuración del propio organismo.

Dolencias tratadas por la osteopatía

Las dolencias y patologías tratadas con métodos osteopáticos (entre otras) son las siguientes:

  • Ciática
  • Lumbago
  • Dorsalgia
  • Cervicobrachialgia
  • Tendinitis
  • Esguinces
  • Fibromialgias
  • Dolores de cabeza: migrañas, cefaleas, jaquecas.
  • Neuralgia trigeminal
  • Rinitis
  • Sinusitis
  • Anginas
  • Asma
  • Tos
  • Taquicardia
  • Náuseas
  • Estreñimiento
  • Cistitis
  • Insuficiencia Renal
  • Amenorrea
  • Calambres
  • Insomnio
  • Vértigo

La lista de los tratamientos que existen en osteopatía es inmensa aunque, en ocasiones, poco conocida. Es por ello que, sea cual sea tu dolencia, no dudes en ponerte en contacto con tu consulta de osteopatía en Barcelona. Te atenderemos encantados y aconsejaremos para que encuentres solución a tus problemas de salud.