Terapia Craneosacral

Nuestro organismo constituye un todo unificado, conectado e integrado, por lo que las tensiones que se producen en la articulación del cráneo pueden ocasionar numerosas patologías que se pueden tratar con osteopatía craneal, tales como:

  • Cefaleas
  • Migrañas
  • Vértigos o Mareos
  • Estrés
  • Trastornos del sueño
  • Problemas de columna
  • Traumatismos directos en la cabeza
  • Sinusitis dolorosa
  • Movilidad mandibular reducida

Osteopatía Craneosacral

El cráneo es una parte del cuerpo humano altamente sensible, por lo que es muy necesario que sea tratado por un osteópata experimentado y especializado. Aún así, la terapia craneosacral es un tratamiento muy seguro y suave, muy recomendable para todo tipo de personas.

Esta terapia consiste en desatar las compresiones y restricciones existentes en el cráneo del paciente, restableciendo el funcionamiento del sistema. Uno de los beneficios más remarcables de ésta terapia es que no tiene consecuencias adversas o negativas para nuestro cuerpo, y puede ser aplicada a cualquier persona, desde bebés, niños, adultos y ancianos.

Cada paciente tiene unas necesidades distintas. Es función del osteópata determinar el tratamiento más adecuado para cada paciente. Algunas restricciones del sistema craneosacral vienen dadas por traumas en la cabeza por caídas, accidentes o golpes. En este caso, las compresiones de los huesos craneales causan a su vez restricciones a la membrana que cubre el cerebro.

La terapia craneosacral contempla el cuerpo humano como una unidad, e introduce el trabajo con las fascias y la expresión cinética de las estructuras del cuerpo. Utiliza técnicas sutiles, gracias a las cuales recibimos de los tejidos una contestación más contundente e inmediata. También es capaz de trabajar a la vez los diferentes componentes de la lesión o enfermedad de cada paciente, tanto los físicos como los emocionales.