El tratamiento braquialgia forma parte de la osteopatía estructural, la cual tiene como objetivo mejorar el estado de la estructura para conseguir la mejora de la función.

El tratamiento de la braquialgia es esencial, ya que el dolor que ocasiona puede llegar a ser muy fuerte y, por lo tanto, impedir al que la padece llevar una vida normal.

Definición Braquialgia

La braquialgia puede venir dada por enfermedades o distintos transtornos. Por ejemplo, hernias discales, cambios degenerativos en las articulaciones, tumores en la columna vertebral o espondilosis.

Esta afección se produce por la afectación de las raíces nerviosas del plexo braquial, y ocasiona dolor en la zona cervical y en el brazo. El hecho que el plexo braquial sea el afectado, es el que provoca que el dolor se irradie hacia los brazos.

Síntomas Braquialgia

Además de dolor de cuello que se irradia hacia alguno de los dos brazos, los pacientes de braquialgia pueden sufrir algunos de los siguientes síntomas:

  • Dolor cervical y escapular.
  • Debilidad y falta de fuerza muscular del brazo.
  • Sensación de hormigueo.
  • Percepción de una descarga eléctrica en la mano y el brazo.
  • Alteración de la sensibilidad del brazo.

Tratamiento osteopático

La osteopatía estructural es altamente recomendada para tratar casos de braquialgia. La medicina convencional suele utilizar una inyección que anestesia directamente el nervio involucrado en la enfermedad.

En el momento de la inyección, el dolor se reduce significativamente, pero una vez pasado el efecto, el dolor se vuelve a producir con la misma intensidad.

En cambio, el tratamiento osteopático para la braquialgia trabaja sobre la estructura afectada con el objetivo de eliminar la causa de la sobrecarga que ha ocasionado el dolor. Es decir, la osteopatía actúa sobre la causa y no solo sobre los síntomas.