Tratamiento Pubalgia

Tratamiento Tendinitis

Tratamiento Contractura

Osteopatía para Deportistas

Para un deportista, tener su cuerpo preparado para competir y trabajar con él es de gran importancia. Ya sea profesional o amateur, los deportistas absorben gran cantidad de estrés y tensión en diferentes partes de su cuerpo. Es por ello que sufren en ocasiones molestias o alteraciones que precisan de un tratamiento osteopático específico, para que se recupere a tiempo y no se transforme a posteriori en lesión grave.

Una de las causas de las lesiones en deportistas más comunes son los desequilibrios o asimetrías en alguna parte del cuerpo. Es decir, cuando una parte soporta más tensión que otra.

Es por ello que el trabajo del osteópata se hace muy necesario en estos casos. Éste valorará y analizará los movimientos, la postura y los gestos que se realizan durante la práctica deportiva, dando pistas de qué zonas no están “equilibradas” de modo adecuado, y cuáles necesitarán tratamiento para mejorar el rendimiento deportivo del paciente.

¿Qué beneficios tiene la osteopatía para deportistas?

  • Mejora la movilidad y la flexibilidad. El tratamiento osteopático permitirá que el cuerpo se mueva con más libertad. La tensión muscular excesiva, como los espasmos, las contracturas, etc. puede causar una disminución de la amplitud de los movimientos. Es por ello que resulta de gran importancia liberar estas tensiones para que los gestos deportivos sean más fluidos y seguros.
  • Favorece y acelera la recuperación de lesiones: las lesiones de los deportistas pueden tardar bastante tiempo en recuperarse, produciendo espasmos musculares, inflamación y tensión. Todo ello suele frenar el rendimiento del paciente, por lo que con un correcto tratamiento en las zonas afectadas, es posible eliminar estas tensiones y bloqueos, acelerando el proceso de recuperación. Esta técnica es cada vez más usada por equipos deportivos y profesionales, dado a que su eficacia está ampliamente demostrada.
  • Acción preventiva: es frecuente que los deportistas acudan a consulta simplemente por prevenir posibles futuras lesiones. En estas visitas normalmente se reequilibran las diferentes estructuras del cuerpo, y trabajando zonas en concreto para evitar el bloqueo de las mismas.
  • Acción curativa: se lleva a cabo cuando existe una lesión en una parte del cuerpo del deportista que se quiere eliminar. En este caso, es muy importante que el osteópata conozca de cerca el historial médico del paciente, así como el entorno del deporte que practica, y que realice un seguimiento de la lesión.

Tratamientos específicos

  • Tratamiento esguince de tobillo: El tobillo es una zona que debe ser muy cuidada por parte de los deportistas. Es fundamental el buen funcionamiento de dicha articulación para el buen rendimiento de la práctica deportiva. Son muchas las causas para sufrir una lesión tendinosa de tobillo, aunque en la mayoría de los casos vienen dadas por uso excesivo y repetitivo de los tendones. Aunque estos tienen una gran movilidad, son muy sensibles a las diferentes sobrecargas a las que los deportistas están expuestos, pudiendo incluso ocasionar alguna patología.
  • Tratamiento esguince de rodilla: Consiste en el desgarro o distensión de los ligamentos que sujetan la rodilla. Es otra de las lesiones más comunes en las consultas de osteopatía para deportistas. Las causas pueden ser de lo más variadas, por lo que es muy importante determinar su origen lo antes posible para poder llevar a cabo un tratamiento de recuperación lo antes posible.
  • Tratamiento lesiones ligamentos de rodilla: La rodilla es la articulación más grande del esqueleto humano, y la rotura o las lesiones en los ligamentos de ésta son muy comunes entre los deportistas. La rotura de ligamento cruzado es una lesión que afecta, sobre todo, a deportistas que llevan a cabo continuos sobreesfuerzos y cambios bruscos de ritmo o dirección del movimiento, como por ejemplo futbolistas, ciclistas, jugadores de baloncesto, etc.
  • Tratamiento roturas musculares: Toda actividad física puede provocar con frecuencia lesiones musculares en diferentes zonas del cuerpo. Algunas de ellas son leves. Sin embargo, pueden llegar a ser graves si no se lleva a cabo la terapia adecuada a tiempo.