Soy Pedro Caparrós y llevo 30 años haciendo lo que más me gusta: tratar a pacientes que necesitan terapia osteopática.

Mi trayectoria profesional ha ido siempre ligada al ámbito de la salud. Desde 1982 soy Diplomado en Enfermería. También soy Diplomado en Fisioterapia (1987) y en Osteopatía (1995).

Durante todos estos años me he dedicado en cuerpo y alma al estudio del cuerpo humano, enfocando mi carrera cada vez más al tratamiento global del individuo.

Desde 1998 soy profesor en la Escuela del Concepto Osteopático (ECO), donde he podido formar a varias generaciones de osteópatas. También he sido durante 8 años (desde el 2000 hasta el 2008) Secretario del Registro de Osteópatas de España (ROE).

En 1995, fruto de los años de estudio y experiencia, abrí mi propia propia consulta privada, en donde desde entonces he tratado a todo tipo de pacientes.

La mayoría de ellos buscan paliar el dolor y la impotencia funcional que éste produce, ya sea porque afecta a su vida diaria, al ámbito laboral, o por lesiones deportivas.

Otro motivo por el que muchos pacientes acuden a la consulta de osteopatía es por sufrir problemas digestivos, como por ejemplo la hernia de hiato. Todas estas patologías, así como sus síntomas, pueden ser aliviadas o incluso eliminadas sin recurrir a fármacos o a medicina agresiva e invasiva.

Las técnicas que utilizo son siempre manuales, siendo la mayoría técnicas miotensivas (estiramientos musculares), vicerales y craneales.

¿En qué te puede ayudar un osteópata?

Es el encargado de tratar diferentes enfermedades mediante diversas técnicas manuales. La concepción que éste tiene del paciente es global. Es decir, lo ve como un todo, en donde mente, cuerpo y espíritu interactúan y se relacionan recíprocamente. Los tejidos del cuerpo influencian y se ven influenciados por la fisiología interna y la homeostasis.

Es por ello que el osteópata trabaja con todos los tejidos y fluidos corporales, aunque también es muy frecuente utilizar el sistema músculo-esquelético para poder así llegar hasta los tejidos menos accesibles.

El osteópata es un profesional de la salud especializado en el tratamiento del sistema músculo-esquelético mediante técnicas manuales, como la manipulación de los músculos, las articulaciones, los ligamentos y los tendones. Todo ello llevará al cuerpo del paciente hacia la coherencia física.

¿Qué hace el osteópata en una primera visita?

1º Anamnesis del paciente

La función primera del osteópata es conocer de cerca tu historial médico, por lo que en una primera visita te preguntará todo tipo de cuestiones acerca de tu salud, tu condición física y estilo de vida (por ejemplo, si ingieres algún tipo de medicación, intervenciones quirúrgicas, enfermedades, prótesis, etc).

Además, llevará a cabo un análisis de tu historia clínica y observará de qué manera funciona tu cuerpo (por ejemplo cuando te sientas, te levantas, te acuestas, así como tu postura corporal natural).

2º Exploración

Es importante que el osteópata conozca tu biomecánica fisiológica. Por ello, es preciso examinar físicamente mediante la palpación, pudiendo así determinar las áreas del cuerpo que están sanas y las que experimentan dolor.

Otros puntos claves a observar son la columna vertebral (si ésta está recta o muestra algún tipo de desviación), los hombros y si la pelvis es simétrica. También es muy importante el examen físico de los huesos, las articulaciones, los músculos, los ligamentos y los tendones.

3º Plan terapéutico

Una vez recogida toda la información, se llevará a cabo un diagnóstico, estableciendo el tratamiento osteopático y el plan terapéutico que más se adapte a tí y a tus necesidades.

Dependiendo de la dolencia o la patología que sufra el paciente, es posible que el tratamiento dure más de una sesión. Además, hay que tener en cuenta que cada cuerpo no responde de la misma forma ante un mismo tratamiento.