Historia

andrewtaylorstillLa osteopatía nació a finales del siglo XIX, de la mano de Andrew Taylor Still (1828 – 1927), médico cirujano de profundas convicciones religiosas que postuló que Dios había dotado al hombre de mecanismos que deberían permitir su sanación de forma natural.

Consecuencia de su situación y creencias, Still dedicó diversos años al estudio de la anatomía y fisiología humanas. En 1874, durante la observación de un esqueleto tuvo la idea de que una de las claves para el buen funcionamiento de un órgano, es la armonía entre las partes mecánicas y otros órganos que lo rodean, y el propio órgano, así como la armonía entre las estructuras que lo rodean entre sí.

Still dedicó diversos años al estudio de la anatomía y fisiología humanas. En 1874, durante la observación de un esqueleto, tuvo la idea de que una de las claves para el buen funcionamiento de un órgano es la armonía tanto entre las partes del mismo como con los órganos y estructuras que lo rodean.

Resultado de esta observación, Still formuló el axioma “la estructura gobierna la función”. Reconociendo al tiempo que aquello que pueda afectar a la inervación de un órgano (por excitación o por inhibición de las vías nerviosas) y la circulación del mismo (isquemia o congestión), así como las propias relaciones mecánicas internas o externas producirán obligatoriamente una variación en sus capacidades funcionales.

La puesta en práctica de estos principios, unida a los pocos recursos de la medicina tradicional en la época, resultó sumamente efectiva, con lo que rápidamente se popularizaron los estudios del Dr. Still en Estados Unidos.

El éxito de los tratamientos osteopáticos, llevó en 1892 a la fundación de la American School of Osteopathy, a la que se unieron muchas otras. Con el paso del tiempo, y en Estados Unidos, la osteopatía fue aceptada por todos los estados como una medicina con pleno derecho, y los osteópatas, disfrutan en la actualidad de los mismos derechos que los alópatas.