Fascitis plantar, ¿cómo tratarla con osteopatía?

La fascia está formada por tejido conjuntivo muy resistente formando una red muy resistente que se extiende por todo el cuerpo.
La fascia situada en la planta del pie se denomina fascia plantar superficial, la cual a su vez se divide en:

  • Fascia plantar media
  • Fascia plantar interna
  • Fascia plantar externa

Tiene funciones muy importantes: mantiene la configuración abovedada de la cara inferior del pie e impide que los vasos y nervios subyacentes sean comprimidos.

Tiene forma triangular cuyo vértice sería el calcáneo (talón del pie) mientras la base la formarían las cinco falanges de los dedos del pie.

Cuando vamos caminando la bóveda plantar se mueve continuamente de tal forma que aumenta la bóveda o disminuye la bóveda, la fascia plantar realiza un movimiento contrario de tal forma que resulta un freno natural para el exceso de movilidad del pie.

  • Cuando la bóveda plantar se acorta, la fascia plantar se estira frenando el movimiento de acortamiento de la bóveda plantar.
  • Cuando la bóveda plantar se estira, la fascia plantar se acorta frenando el movimiento de estiramiento de la bóveda plantar.

Existe una relación directa entre la acción de los músculos del pie y el comportamiento de la fascia plantar.

Realmente las fascias son como tabiques de tejido conectivo que dividen los músculos según su acción y que se extiende por todo el cuerpo interrelacionando el sistema musculoesquelético. Esta característica anatómica del ser humano es utilizada para conocer y entender cómo por medio de las fascias existe una relación por ejemplo entre la columna cervical y el pie, de tal forma que cuando la fascia plantar se estira por un acortamiento de la bóveda plantar la fascia cervical media se acorta produciendo una flexión cervical o disminución de la concavidad cervical.

Una fascitis plantar es una inflamación de la fascia plantar que impide el correcto movimiento del pie produciendo al mismo tiempo dolor que se puede manifestar en cualquier punto de la inserción fascial en el pie, ya sea en el calcáneo (talón del pie) o en la base de las falanges (cara inferior de los dedos del pie). Este dolor suele ser mas profundo e inciso al levantarse por la mañana.

La fascitis plantar siempre se produce por un déficit de movilidad de esta lo cual se produce por dos lesiones en el pie, una lesión que aumenta la bóveda plantar y otra lesión que disminuye la bóveda plantar.

El sistema muscular del cuerpo humano funciona siempre por el sistema agonista- antagonista, de tal forma cuando el músculo que realiza la flexión plantar del pie se contrae el músculo que realiza la flexión dorsal del pie se relaja produciéndose una tracción sobre la fascia plantar mientras que cuando el músculo que realiza la flexión dorsal del pie se contrae, el músculo que realiza la flexión plantar del pie se relaja y se produce una contracción o mejor dicho un acortamiento de la fascia plantar.

El movimiento en el pie siempre va a producir una tracción sobre la fascia plantar obligándola a realizar un movimiento pequeño, pero de vital importancia para el funcionamiento del pie.

La fascia plantar es el elemento de sostén más importante para el funcionamiento de los arcos del pie. Hay que conocer que no todos los individuos tienen las mismas disposiciones fasciales, una persona con pie plano tendrá un arco interno más aplanado lo cual provocará una tracción en la fascia plantar de tal forma que la base del triángulo o arco anterior del pie tenderá a aumentar deteniendo la caída de dicho arco anterior, de la misma forma un pie cavo provocará una tracción en la fascia plantar de tal forma que la base de triángulo se estira limitando la subida del arco anterior.

El diagnóstico osteopático se basa en determinar dos grandes lesiones con dos patrones comunes:

  1. Lesión de acortamiento de la bóveda plantar que afecta a lesiones en extensión del mismo lado que la fascitis plantar
  2. Lesión de estiramiento plantar que afecta a lesiones en flexión del mismo lado de la fascitis plantar.

El tratamiento osteopático de la fascitis plantar se sustenta en un plan terapéutico que trate las lesiones de forma ordenada y permita prever el número de visitas necesarias para solucionar el problema, en la consulta de osteopatía de Pedro Caparrós se estima una media de 3 visitas dependiendo de la viabilidad del tratamiento y del tiempo de la lesión.

El tratamiento de la fascitis plantar siempre tiene que ser global, pues del hecho que el sistema fascial es global y está interconectado, una lesión en la fascia cervical media que no sea tratada siempre provocará una recidiva en la sintomatología.