vértigos-mareos-osteopatía

Vértigos y mareos, cómo puede ayudar la osteopatía

Los vértigos y mareos son síntomas muy frecuentes en las consultas de osteopatía.

El vértigo se define como una sensación irreal de que las cosas externas están rotando a nuestro alrededor o que nosotros rotamos en el espacio continuamente.

El mareo se define como una sensación de inestabilidad de la cabeza que puede cursar con nauseas o vómitos.

Estos dos síntomas se producen por una afectación de nuestro equilibrio. El ser humano dispone de una base de sustentación o polígono de sustentación formado por nuestros pies, estando el hombre sometido a una fuerza de la gravedad, el equilibrio consiste en mantenerse de pie por la acción de nuestros músculos que contrarrestan la fuerza de la gravedad. Por ejemplo cuando estamos de pie y nos giramos o agachamos para coger algún objeto tiene que haber siempre una contracción muscular que permita que no caigamos y mantengamos el equilibrio, esta contracción muscular es involuntaria e inconsciente y proviene de nuestro cerebro que previamente ha recibido una información de nuestros nervios siendo de vital importancia tres sistemas específicos:

  1. La información que recibe el cerebro de la posición del cráneo que proviene de las terminaciones nerviosas que existen en las articulaciones de las dos primeras vértebras cervicales y del occipital.
  2. Cuando movemos la cabeza, la pupila se mantiene en el centro de la cavidad orbitaria lo cual se realiza por medio de la musculatura extrínseca del ojo que se inserta en el esfenoides, un hueso del cráneo que forma parte de la cavidad orbitaria.
  3. El oído medio dispone de unos canales con líquido que se desplaza con el movimiento de la cabeza e informa al cerebro no solo de la posición sino también de la velocidad y del tipo de movimiento que realiza el cráneo. Este sistema se encuentra dentro del hueso temporal del cráneo.

Estos tres elementos se activan a la vez con el movimiento del cráneo y envían información al unísono al cerebro el cual envía inmediatamente una respuesta motora que provoca una contracción muscular que nos permite mantener el equilibrio. Cualquier afectación de estos tres sistemas puede provocar la sensación de vértigo pues las tres informaciones no llegan a la vez al cerebro y este no puede disponer una respuesta motora eficaz.

Existen diferentes causas que pueden causar vértigos:

  • Alteraciones circulatorias
  • Alteraciones de los nervios craneales
  • Alteraciones viscerales
  • Infecciones y intoxicaciones
  • Alteraciones vertebrales
  • Enfermedad de Meniere
  • Etc.

Un 60% de los vértigos y náuseas son benignos y pueden ser tratados con osteopatía con excelentes resultados, entre ellos el vértigo paroxístico benigno, el cual se produce al realizar ciertos movimientos con la cabeza (levantarnos de la cama, agacharse, girar la cabeza, etc.).

Las causas desde un punto de vista osteopático por lo tanto tienen que afectar a los tres sistemas del equilibrio:

  1. Un déficit de movilidad de la columna vertebral sobre la que se apoya el cráneo y las dos primeras vertebras cervicales puede provocar una alteración en la información que recibe el cerebro de este sistema.
  2. Los músculos extrínsecos del ojo se insertan en el esfenoides que también presta inserción a músculos de la masticación y de la deglución pudiendo afectar a la información que recibe el cerebro desde este sistema.
  3. En el temporal además del oído medio se insertan músculos de la masticación y de la deglución cuya alteración puede afectar a la información que recibe el cerebro de este sistema.

La osteopatía en el vértigo propone un diagnostico osteopático que nos permite proponer un plan terapéutico osteopático individualizado para cada paciente.

El diagnóstico osteopático consiste en una exploración del paciente por medio de maniobras muy específicas y sutiles que nos permita determinar todos los problemas de movilidad que presente y asociarlos, podemos encontrar una restricción articular en un pie y otra restricción articular en la rodilla que no corresponde a la misma lesión osteopática ósea, tenemos que determinar cuántas lesiones osteopáticas presenta el paciente y cómo afectan al sistema masticatorio y al sistema de deglución, teniendo en cuenta que dedicamos unas horas diarias a la masticación mientras que la deglución la realizamos mas de 1000 veces diarias pues es un elemento imprescindible para igualar la presión interna del cuerpo con la presión exterior, no podemos estar sin deglutir.

En la consulta de osteopatía de Pedro Caparros una vez establecidas las lesiones osteopáticas, ofrecemos al paciente un plan terapéutico que le informa del desarrollo del tratamiento osteopático.

La mayoría de los pacientes que acuden a la consulta de osteopatía de Barcelona con sintomatología de vértigo presentan sintomatología asociada a la que no habían prestado atención y que muchas veces han sido determinantes en la aparición de los vértigos:

  • Molestias en la columna vertebral
  • Lesiones en el pie
  • Bruxismo tratado mediante placas de descarga
  • Molestias digestivas que pueden afectar al diafragma torácico afectando a la movilidad de la columna dorsal sobre la que se apoya la columna cervical
  • Problemas de deglución que han cursado con faringitis, otitis, etc.
  • Etc.